Karla, México, 22 años

Hola, quiero compartirles mi historia y darles un poco de confianza a la hora de abortar.

Tenía apenas 5 semanas de embarazo y no podía tenerlo ya que tengo una hija de apenas un año, con el apoyo de mi pareja tomé la decisión de perder el producto (ya que aún no es considerado bebé). Al principio dudé y tenía mucho miedo, ya que buscaba y buscaba en Internet formas de abortar ya sea con remedios caseros o pastillas, la verdad nunca confié en lo que decían.

Abortar desde casa es seguro si lo haces con la información adecuada

¡Por casualidad buscando en Internet salió safe2choose! Empecé a leer y me dio confianza la forma tan fácil de hacerlo. Luego me entró miedo al leer los testimonios de otras personas que hablaban sobre los dolores que duraban horas, días y que eran insoportables. Entonces volví a dudar, pero me comuniqué a través del chat y aclararon todas mis dudas, me regresaron la confianza.

Pedí mis pastillas y empecé el proceso de la primera toma. Me asusté porque me empezó a dar mucho frío y temblaba (escalofríos), no podía contenerme. Contacté de nuevo por chat a las orientadoras y me dijeron que era algo normal y me dije: “¡Es verdad que duele demasiado!”

Me arrepentí por unos momentos, pero a los 10 minutos el dolor se calmó y no hubo dolores ni molestia alguna, fue como si no hubiera pasado nada y así con las siguientes tomas. Afortunadamente ya sabía lo que me esperaba así que me relaje y en la segunda toma empezó el sangrado sin molestia alguna.

Gracias a Dios no sufrí molestia alguna, hemorragia, dolores horribles y todo lo que muchas mujeres dicen. Me siento tan afortunada de no haber sentido ninguno de esos malestares.

Conoce la historia de Katia, quien decidió sobre su cuerpo siendo adolescente