Mariposa, México, 29 años

Hola mi historia sobre el aborto es breve. A mis 21 años quedé embarazada del hermano de mi novio con quien sostuve relaciones sin protección por despecho al enterarme que mi novio me traicionaba.

Ese tipo, mi cuñado, jamás me atrajo físicamente sólo me acosté con él en un arranque de locura, me tomé la pastilla del día después y un mes más tarde mi regla no llegó; fui al ginecólogo y me ordenó estudios de embarazo que dieron inmediatamente ese POSITIVO que tanto temía, inmediatamente informé al hermano de mi novio quien se deslindo del asunto inmediatamente, dejándome sola ante tal situación…

Mi madre me odiaba y a mi padre yo le valía, estaba estudiando el segundo grado en la universidad y tenía miles de sueños, pero ser mamá era una pesadilla… Le expliqué al ginecólogo que quería abortar a lo que se negó diciendo que él no se dedicaba a eso. Entonces busqué alternativas porque si de algo estaba segura era que no quería a ese bebé.

Y así fue… pasaron los días y una doctora accedió a ayudarme. Me recetó unas pastillas abortivas que resolverían mi problema. Un médico me las introdujo en el útero y al día siguiente sangré de manera abundante arrojando un coágulo. Duré sangrando 5 días y después todo volvió a la normalidad me realizaron un ultrasonido donde se veía que ya no estaba embarazada.

Hoy en día tengo 29 años y un hijo de 2 al que amo con todo mi corazón. Honestamente la decisión que tomé no fue fácil pero si la mejor pues soy una mujer realizada y FELIZ que pudo decidir su destino sin miedo.