Accedí a sus servicios por el chat en línea y fue muy fácil porque la conversación era al momento y las orientadoras contestaron todas mis preguntas.

Fueron muy amables y me hicieron sentir apoyada y cuidada.

Siento que todas las personas tienen derecho a decidir qué pasa en su vida y si alguien no está preparada para tener un bebé no tiene sentido forzarla. Me sentí muy bien hablando con ellas. Todo fue perfecto.