Cuenta tu historia de aborto para acabar con el estigma

Dejando a un lado la legislación, el estigma del aborto continúa impregnando todos los sectores del mundo, y solo en presencia del diálogo podemos desestigmatizar el aborto. Lee este blog para obtener más información sobre la inmensa importancia de compartir historias sobre abortos.

Qué significa estar a favor del derecho a decidir, o ser pro-derechos

El término pro-derechos simplemente significa que una persona cree que todos los seres humanos deben tener el derecho esencial de decidir qué hacen con su cuerpo y cuándo, con quién y cómo se reproducen. Es un término que significa que a pesar de no estar de acuerdo con las elecciones de una persona, se apoya su derecho a decidir. Una persona a favor del derecho a decidir o “pro-derecho” apoya los derechos reproductivos y toda la amplitud de la atención en salud sexual y reproductiva, que incluye la anticoncepción y el acceso al aborto seguro.

Ya sea que una persona opte por la adopción, o por interrumpir o continuar un embarazo, quienes están a favor del derecho a decidir creen que se debe respetar la elección de cada persona y que el Estado no debe imponer restricciones a la decisión de nadie.

Por qué es importantes ser pro-derechos

El control y el gobierno del útero de una mujer afecta negativamente los derechos básicos, el bienestar, la salud, las perspectivas socioeconómicas y el avance educativo de la mujer y, por lo tanto, de sus hijos e hijas, la familia y la comunidad.

Ser pro-derecho es una cosmovisión importante y, en algunos casos, una postura política. Esta posición le está diciendo al mundo que “las mujeres son agentes tomadoras de decisiones en   igualdad de condiciones y participantes plenas en la sociedad; y que cada niño y niña nacida es un ser querido, deseado y cuidado” (Rewire News Group).

Incluir el bienestar de los niños y niñas en la conversación es importante porque el acceso a la atención de la salud reproductiva afecta directamente a los nacidos y no nacidos.

Las y los defensores del derecho a decidir ayudan a esclarecer estos dilemas y dirigen la conversación a cuestiones básicas, esto es:

  •         Las mujeres deben tener plenos derechos sobre sus cuerpos (incluido el derecho a decidir si llevar o no un embarazo a término) sin este derecho, no tienen el mismo estatus moral o la misma libertad que los hombres.
  •         El derecho al aborto debe ser parte de un conjunto de derechos sobre el embarazo que permita a las mujeres tomar la decisión verdaderamente libre de interrumpir un embarazo.
  •         El derecho al aborto es vital para que las mujeres logren la plena igualdad política, social y económica como los hombres.

Poner fin al estigma del aborto

El estigma que rodea al aborto puede ser peligroso y aislante. Ser incapaz de compartir la decisión personal de abortar podría significar perder el acceso a atención segura y con apoyo profesional y, de manera similar, no contar con la posibilidad de hablar sobre la experiencia personal de abortar puede significar que otra persona caiga en las mismas dificultades. De ello se deduce que si no podemos hablar de manera abierta y honesta sin el temor a los prejuicios y la exclusión, entonces dejamos a todas las mujeres, y sobre todo a las más vulnerables, a prácticas y situaciones inseguras.

Además, el aislamiento puede tener consecuencias adversas para la salud, como estrés, depresión, falta de sueño y función cardiovascular, deterioro cognitivo acelerado y deterioro del sistema inmunológico.

El miedo al estigma conduce al silencio y el silencio alimenta la desinformación, lo que profundiza aún más el estigma. Es un círculo vicioso que solo puede terminar si las mujeres comparten sus historias de aborto y sus experiencias en torno a sus opciones reproductivas.

Hablar de aborto y cambiar la percepción

Según el Instituto Guttmacher, durante el período 2010-2014, se estima que se produjeron 8,2 millones de abortos inducidos cada año en África, un aumento de aproximadamente 4 millones con respecto a años anteriores.

Según este estudio, el aborto es común y contrario a los que la sociedad percibe, de ninguna manera se trata de un acontecimiento extraordinario. Al cambiar la cultura del silencio en torno al aborto, podemos empoderar a las mujerxs para que compartan sus historias personales y normalicen este tipo de conversaciones.

Estas conversaciones también ayudan a disipar mitos dañinos y a sacudir algunas de las opiniones obsoletas que causan limitaciones en los derechos reproductivos.

Compartir historias sobre abortos  disipa los mitos y ayuda a circular información objetiva desafía el estigma que rodea al aborto mientras a su vez brinda apoyo para que las mujeres actúen sobre su derecho a elegir  normaliza el aborto  conduce a cambios sociales y políticos.

 ¿Cómo y por dónde empezamos?

Compartir historias personales de abortos entre familiares, amigas y amigos puede ser un gran primer paso. Dicho esto, es invaluable encontrar una comunidad que comprenda esta experiencia y que sienta empatía automáticamente.

Las historias compartidas en estos grupos pueden educar, ayudar a aliviar el miedo sabiendo que otras mujerxs lo han hecho con éxito, ayudar a brindar apoyo emocional durante el proceso de post-aborto y brindar una plataforma para simplemente comunicarse con personas que apoyen este derecho.

En resumen, construir comunidad es importante porque:

  • A través de ésta, encontramos conexión y reforzamos la empatía con personas que comparten esta visión;
  • Podemos abrir el diálogo en profundidad para hacer preguntas que normalmente no haríamos;
  • Creamos espacios seguros donde nosotras y las demás personas podemos ser vulnerables y honestas sin miedo; y
  • Creamos conciencia y educamos a las demás personas sobre un problema que afecta a la mitad de la población mundial.

Internet y las plataformas de redes sociales están llenas de comunidades en línea como estas, aunque puede llevar tiempo encontrar una con la cual te sientas a gusto.

Mientras miras a tu alrededor, considera contribuir con la sección de testimonios de safe2choose. Puedes encontrar apoyo aquí y permitirnos apoyarte a ti y a otras a encontrar una comunidad y representación en una zona segura y libre de prejuicios.

Fuentes: