¿Qué es un Aborto por Inducción?

Cuando se encuentra disponible, un aborto por inducción es un método que puede usarse durante el segundo o tercer trimestre de un embarazo (por lo general, después de 16 semanas o más).

Este método imita el trabajo de parto mediante el uso de medicamentos para causar dilatación cervical y contracciones uterinas para expulsar el embarazo. Debido a que este método de aborto ocurre durante las últimas semanas de gestación, siempre se realiza en una clínica u hospital donde se puede monitorear a la mujer durante la duración del procedimiento. Normalmente, no requiere instrumentación quirúrgica; pero, si es necesario, la intervención quirúrgica suele estar disponible. Este método de aborto es menos común que un D&E ya que a menudo implica un tiempo de procedimiento más prolongado.

La disponibilidad de este método depende de las leyes o restricciones con respecto al aborto en diferentes lugares del mundo. En algunos lugares, puede estar disponible para mujeres que desean un aborto por cualquier motivo, o puede estar limitado a mujeres que buscan un aborto por indicaciones de salud muy específicas. [1]


Fuentes

[1] «Aborto seguro: orientación técnica y de políticas para los sistemas de salud». Organización Mundial de la Salud, segunda edición, 2012, www.who.int/reproductivehealth/publications/unsafe_abortion/9789241548434/en/. Consultado en noviembre de 2020.

*Nada de lo dispuesto en este documento debe interpretarse como un consejo médico profesional y ningún medicamento/pastilla debe usarse sin la prescripción de un o una profesional de la salud con licencia/registrado y autorizado para recetar dicho medicamento en su jurisdicción local.