Aborto con medicamentos

medicalAbortionMuchas personas creen que los abortos son procedimientos inseguros o bien que para interrumpir un embarazo es indispensable ir a un hospital lo cual es falso. El aborto con medicamentos ha cambiado radicalmente la manera en que las mujeres pueden abortar. Con la información adecuada, cualquier mujer puede realizar el procedimiento de forma segura fuera de una unidad de salud.

El aborto hecho en casa o en algún lugar cómodose hace con pastillas que generalmente llamamos “píldora abortiva”. ¿A qué nos referimos cuando hablamos de la “píldora abortiva”? El misoprostol es un medicamento que provoca contracciones en el útero, es decir, movimientos que generan el desprendimiento del endometrio (tejido que recubre las paredes del útero). Esto es exactamente el mismo mecanismo con el cual el útero desprende el endometrio en cada ciclo causando la menstruación.Ya sea durante un aborto inducido –provocado– o durante una menstruación, el resultado visible de esas contracciones uterinas es un sangrado que dura varios días y generalmente ocasiona cólicos.

Aunque el misoprostol por sí solo es eficaz para interrumpir el embarazo, combinarlo con mifepristonase convierte en el procedimiento más efectivo y seguro de aborto.[1]La mifepristona potencia el efecto del misoprostol porque detiene las hormonas que le indican al cuerpo que tiene que desarrollar el embarazo.Lo que llamamos genéricamente “píldora abortiva” en realidad son varias pastillas ya sea de misoprostol o de una combinación demifepristonaymisoprostol.[2]

El uso de estas pastillas puede hacerse por la mayoría de las embarazadas[3]sin o con poca supervisión médica en las primeras diez semanas de embarazo[4] y eso es lo que lo vuelve un procedimiento revolucionario.El aborto con medicamentospermite que las mujeres sean quienes controlen todo el proceso. Debido al estigma que rodea el aborto, a veces, en los hospitales o clínicas no atienden debidamente a las mujeres. No obstante, tener un aborto fuera de estas instituciones puede cambiar la situación. Entonces, las mujeres pueden determinar cuándo tendrán un aborto y evitar los retrasos por imposiciones legales. Pueden decidir quién estará con ellas. No están sujetas a las reglas de las clínicas que las separan de su familia, amigas (os) o su pareja. Tampoco deben tener el consentimiento de sus padres. Además, así pueden escoger cómo será su experiencia de aborto y cómo manejarán el dolor. En casa es más fácil que se preparen un té o la comida que deseen, usar una compresa caliente para los cólicos, tomar analgésicos o acostarse en la comodidad de su cama o sofá. En otras palabras, un aborto con medicamentos en casa es una experiencia privada que las mujeres controlan completamente.

Poder inducir tu aborto donde quieras es la principal ventaja del aborto con medicamentos. Son pocos los procedimientos para el cuidado de la salud que pueden hacerse sin supervisión médica.Esto no es un aspecto menor en países donde las leyes prohíben o restringen los servicios de aborto. En estos países, el aborto con medicamentos es el procedimiento más seguro y accesible para terminar un embarazo.

¿Existen riesgos? En los países donde es ilegal abortar, de todas maneras las mujeres abortan. Usar medicamentos para interrumpir el embarazo permite que muchas mujeres lo hagan en su casa sin temor a ninguna represalia judicial.Una vez tragada la mifepristona y que el misoprostol se disuelva debajo de la lengua (sublingual) o en los cachetes no quedan rastros de los medicamentos.[5]¿Entonces qué pasa si hay complicaciones y las mujeres necesitan ir a un hospital en donde el aborto está prohibido? El personal médico no puede comprobar que se utilizaron con el propósito de abortar, ni siquiera con análisis o estudios clínicos. Los síntomas de un aborto inducido con medicamentos son los mismos que experimenta una mujer con un aborto espontáneo. En todo el mundo, atender a una mujer con un aborto espontáneo en curso es obligatorio. Por esto, los abortos con medicamentos pueden ayudar a que las mujeres controlen su cuerpo sin enfrentar consecuencias legales.

El uso del misoprostol y la mifepristona con fines abortivos ha cambiado la experiencia de abortar de las mujeres. No sólo es otra opción para interrumpir el embarazo, sino que abre una serie de alternativas para que cada mujer decida cómo será su aborto y podrá ejercer su autonomía corporal. ¿Por qué abortar con pastillas en casa? En pocas palabras, por seguridad, comodidad y privacidad.

Si te interesa abortar con este procedimiento contáctanos, safe2choose puede apoyarte. En nuestra página (www.safe2choose.org/es) brindamos información confiable de cómo tener un aborto seguro con medicamentos. Además puedes tener una conversación privada con nuestras orientadoras especializadas mediante nuestro chat para que no estés sola durante el proceso. safe2choose facilita el acceso al aborto con medicamentos en más de 200 países.

Marián es una feminista que trabaja para promover la justicia reproductiva y busca contribuir para que todas las personas, especialmente las mujeres, puedan ejercer todos sus derechos. En safe2choose trabaja como orientadora en el chat y difunde información de aborto seguro mediante las redes sociales.

[1] 95% de las mujeres que usen misoprostol y 98% de las que usen mifepristona y misoprostol con la información adecuada tendrán un aborto completo. https://safe2choose.org/es/preguntas-frecuentes/
[2] Consulta aquí: https://safe2choose.org/es/tener-un-aborto/el protocolo más eficaz para interrumpir un embarazo con medicamentos.
[3] Consulta aquí (https://safe2choose.org/es/preguntas-frecuentes/) las condiciones en que no se recomienda realizar un aborto con medicamentos (contraindicaciones).
[4] El misoprostol y la mifepristona se pueden usar para interrumpir el embarazo posterior a las 10 semanas de gestación, pero requiere supervisión médica y el seguimiento de un protocolo distinto.
[5] Cuando el misoprostol se coloca en la vagina es igualmente eficaz, pero es posible que deje rastros que sí son visibles para el personal de salud. Por eso, en lugares donde el aborto está penalizado no se recomienda esta forma de usarlo.