Gracias a una organización local pude descubrir a safe2choose. Decidí mandarles un correo electrónico y empezar una consulta en línea. El proceso para ordenar las píldoras fue fácil y la conversación con safe2choose fue amable y respetuosa.

Si una amiga llega a estar en una situación como la mía, definitivamente le recomendaría safe2choose para que ella decida con seguridad sobre su cuerpo. La única parte estresante cuando se tiene un embarazo no deseado es que la entrega de pastillas lleva tiempo y hay que esperar mientras el embarazo sigue desarrollándose.