Es increíble que aún en un país donde nos dicen que no podemos decidir existen personas que creen en el derecho a decidir qué hacer con tu vida. ¡Sigan con el buen trabajo!